intimidad

¿QUIÉN DIJO INTIMIDAD?

Queda lejos esos días en que estar en el baño era “mi momento”. Se me había olvidado que significaba el tener intimidad cuando las necesidades internas llaman a la puerta. Todo empieza metiendo la hamaca, cuando apenas el bebé empieza a balbucear. Seguidamente, en ocasiones, la sillita de paseo o incluso la trona, entre marco y marco. Estos, ocupan el pequeño espacio con tu bebé observándote mientras estas sentada en “el trono”. Momentos que pasan de ser íntimos a ser compartidos.

Leer más

Compartir entrada

Acerca del Autor

Comentarios

Aún no hay Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

15 + 5 =